Gavin Bryars, el hacedor de sonidos

11 de febrero de 2009 |

Este pájaro toca el contrabajo, además es compositor y un montón de cosas más.

Es un perico que cuenta con fieles muy fieles que toman su música como dogma de fe y a los que nadie puede decirles que eso que están escuchando es una castaña infumable. Si lo haces puedes ser amenazado o amenazada con las más terribles maldiciones del siglo XIII, que penderán sobre tu cabeza el resto de tu corta y penosa vida. Como nosotros nos hemos enfrentado ya con éxito a las hordas de Burzum y hemos sobrevivido, nos atrevemos a pecar contra el nuevo mesías de la vanguardia musical inglesa.

Pues aqueste señor es capaz de recrearnos con temas de más de 20 minutos en los que se escucha siempre una melodía perpetrada por un pedigüeño que un día se encontró por la calle. Imagínense ¡20 minutos en los que un menesteroso no hace más que cantar “Jesus Blood Never Failed Me Yet” una y otra vez, una y otra vez. Según avanza el tiempo, van incorporándose instrumentos que van ejecutando la misma melodía. Para romper la monotonía, al final cambia al pordiosero por un Tom Waits al que le encanta el rollo este de arrastrao de la cloaca.

Pero no es lo único, no. Este tipo es imparable. Comenzó allá por el 69 en el que presentó “The Sinking of the Titanic” donde se supone que los ejecutantes de la obra toman los sonidos del naufragio del Titanic (ignoramos en este momento de donde los sacaron) para crear música con ellos. Interesante ¿verdad?

A estas alturas este señor ha tenido que interesarles lo bastante como para saltar raudos de su cómodo sofá e ir a buscar alguna de las piezas grabadas por este insigne compositor. Sí, lo sabemos y queremos recomendarles una última muestra de su altura compositiva como es la entrañable y delicada pieza de 1997 titulada “A Man In A Room, Gambling” (Un hombre en una habitación, apostando), donde la improvisación y las música cabalga a lomos de unos monólogos que recita el español Juan Muñoz que tratan de cómo hacer trampas con las cartas (naipes) para forrarse, suponemos.

Corran, no pierdan tiempo, que se acaban.

3 comentarios:

Devota dijo...

Puesto que la letra no es difícil de seguir¿?.. He echado de menos alguna imagen. Podría haberse usted filmado, para aparecer difuminado, cual fantasma, vestido de negra sotana larga y dando la absolución, al compas de "Jesus...". Eso al menos me habría excitado.

Temblorous dijo...

Años ha, me pusieron una psicofonía que se parecía a ésto...

Mondo Gitane dijo...

Me suena el prístino estilo semántico de Devota, y nó sé de qué, no sé de qué....