María Ostiz

30 de octubre de 2007 |

Porque un pueblo es, un pueblo es, un pueblo es abrir una ventan en la mañana y respirar...
Sí queridos lectores, esa imagen de María Ostiz como dulce campesina con guitarra en mitad del prau cantando a todo un pueblo, a la cigarra (canta cigarra) o N'a veiriña Do mar y a tantas otras imágenes imprescindibles en la vida de todo españolito de al menos 35 años.
Espectacular compositora de canciones a cantar con las monjas alrededor de un fuego o en después de las reuniones de catequesis.
Prometo la protada de "N'aveiriña do mar", excelso single que poseo en mi muy preciada colección de vinilos y que fue número uno de superventas singles durante nada menos que 5 semanas consecutivas en nuestro país, allá por el año 70 (precisamente en el mes de noviembre, a finales).















De momento un video:

4 comentarios:

Mondo Gitane dijo...

joder ese single lo pones en ebay y supera al Baby Lets Play House de Elvis original de Sun.

Correoradelamuerte dijo...

Si la coyuntura hizo prosperar a esta mujer como cantautora, ¿cómo no se va a explicar el alza de la bolsa porque haya boda en la monarquía -por ejemplo-?

Mondo Gitane dijo...

Un respeto, Correora, para la Joni Mitchell apañola. No se entendería, pongamos por caso, a unos Oreja de Van Damme sin el legado de esta dama del folk fascistomanchego.

Correoradelamuerte dijo...

Gitano mío: La moza canta con los ojos cerrados (no que le sea muy fácil, que también), en falsete permanente y sentada (no debe ser la mejor postura para cantar). Amén de otras características extramusicales...
¡Extraño éxito!, lo que "los digo" ;P